Cómo limpiar el aluminio de puertas y ventanas (en exterior e interior)

Como siempre decimos en Renova Aluminios, el aluminio es un material de gran nobleza y con muchos encantos, principalmente su gran equilibrio entre resistencia y liviandad. Al momento de la limpieza de superficies de este material, es importante tener en cuenta algunos recaudos para mantener su estética y buena salud. En esta nota, con el asesoramiento de un experto en limpieza como Clean Managers (http://www.cleanmanagers.com/) compartiremos algunos consejos para limpiar el aluminio de puertas y ventanas; veamos.

Según nos explica el mencionado especialista en limpieza, los pasos no son los mismos cuando se limpia aluminio que está al exterior o en interiores. En el caso del aluminio que está en puertas y ventanas con su cara hacia espacios exteriores, es preciso seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero que hay que hacer es lavarlos con agua, pudiendo emplear una manguera. De este modo se elimina la suciedad superficial, recordando que el aluminio es un material que resiste el agua sin oxidación. Este paso facilitará los siguientes.
  2. Luego se recomienda limpiar con agua y detergente, e incluso se pueden emplear limpiadores específicos para aluminio. Un buen tip que comparten desde Clean Managers, que se dedica principalmente a limpieza de oficinas, es que en el caso de utilizar algún producto especial se haga una prueba en un rincón no visible del aluminio para comprobar cómo reacciona el material y no provocar un daño que, visualmente, sería irreversible.
  3. Otro buen consejo es fregar las superficies de aluminio siempre de arriba hacia abajo. Esto evitará que el agua que está sucia vaya hacia los sectores que ya están limpios. El último paso en enjuagar con agua limpia, para eliminar restos de suciedad y de producto.

Al limpiar aluminio en interiores, naturalmente hay que ser más cuidadoso con el empleo de agua. En este caso se omite e uso de la manguera, siendo importante pasar un trapo húmedo en primera instancia, luego aplicar detergente o limpiador especial, y secar con un trapo seco. Éste último elemento ayuda a dar brillo a la superficie de aluminio. En este caso, también seguir los consejos que hemos repasado para el tratamiento de superficies en exteriores.

Para finalizar este repaso, y siguiendo los consejos del especialista aquí consultado, hay que señalar que si bien pueden emplearse productos químicos –que por cierto ofrecen buenos resultados- también se puede echar mano a otro tipo de elementos que son naturales y son útiles para dar brillo al aluminio. La buena noticia es que en muchos casos los tenemos en casa, que en tanto no se trata de un gran gasto, y además son ecológicos, amigables con el medio ambiente.

¿Cuáles son estos elementos ecológicos y caseros que se puede emplear para limpiar el aluminio? Algunos de ellos son el vinagre, sal diluida en agua, e incluso kétchup. En caso de elegirlos para la limpieza, también se recomienda hacer una prueba en una sección que no sea visible del aluminio.

Consejo final: una limpieza periódica del aluminio ayudará a mantenerlo bello y saludable, lejos de cualquier tipo de corrosión.

El aluminio gana protagonismo en los talleres de mecánica automotriz

Tal como contamos anteriormente en Renova Aluminios, el aluminio es un material con una gran cantidad de propiedades, carácter que lo convierte en un metal súper versátil, utilizado en diferentes sectores industriales. De hecho, aún en la actualidad se siguen descubriendo nuevos usos para este material definido por su nobleza, que es flexible, liviano y a la vez muy resistente. Por lo demás, los objetos fabricados con aluminio pueden ser reciclados, e incluso así conservar sus propiedades. Donde hurguemos aparecen ventajas.

Una de las muchas áreas en las cuales se utiliza el aluminio es en la industria del transporte. En rigor, este material se emplea para la fabricación de diversas piezas de automóviles, trenes, camiones, micros, etcétera. En este orden,  vemos cómo el aluminio gana en forma sostenida un mayor protagonismo al interior de los talleres mecánicos. ¿De qué modo lo hace?

No hablamos solamente del uso de este material para implementos como los que vemos en este enlace (http://www.topilarherramientas.com.ar/mobiliario-para-talleres_qO4572394XtOcxSM), en este caso mobiliario para talleres que incluye aluminio como el perfecto material para obtener como resultado un mueble que sea liviano y que a su vez soporte las exigencias de esta labor. Ocurre que cada vez más coches, sobre todo los vehículos de alta gama, cuentan con piezas y carrocería en aluminio. Es así que muchos talleres especializados en chapa y pintura comienzan a especializarse en este metal.

En determinados talleres ya existen espacios de trabajo especialmente dedicados al tratamiento del aluminio, con personal capacitado para esta labor, herramientas exclusivas y ropa de trabajo especial. Renova Aluminios consulto a chapistas expertos, quienes coinciden en las siguientes consideraciones: por un lado, que los fabricantes del sector automotriz se vuelcan en forma sostenida por el aluminio, desarrollando aleaciones que brindan mayor resistencia y al mismo tiempo mejores márgenes de maleabilidad al momento se ensamblar las carrocerías. Además, los especialistas señalan que la presencia de este noble material beneficia el desempeño de los coches, y que además hace que su tratamiento y reparaciones sean más sencillas. Aunque para eso, naturalmente, hay que contar con equipos especializados.

Lo cierto es que el aluminio es un elemento cada vez más visible en el sector automotor. Aparece en los catálogos de vendedores de herramientas para talleres, como http://www.topilarherramientas.com.ar/, y como hemos visto también en los propios vehículos, haciendo que el rubro deba acomodarse a la tendencia.

Un dato clave, que comparten con nosotros los expertos chapistas consultados, es que el tratamiento de carrocerías con aluminio debe realizarse en un área separada del taller. ¿Cómo se explica esta necesidad? Ocurre que el aluminio debe mantenerse aislado de otros metales como el acero, el hierro y otro tipo de aleaciones, pues las mencionadas propiedades podrían alterarse, contaminarse e incluso sufrir oxidación al entrar en contacto con ellos.

Aluminio y decoración: distintas opciones en artículos de hierro para el jardín

En la actualidad existen muchas alternativas en materia de artículos de hierro y aluminio para el hogar, las cuales son perfectamente capaces de darle a sus espacios esa equilibrada combinación entre elegancia y rusticidad. En el enlace: https://www.hierroestilo.com.ar/ podemos ver algunas de las tantas opciones y diseños que existen respecto de estos productos.

En principio, hay que decir que los muebles de hierro también son ideales para cualquier tipo de espacio abierto, jardín o área parquizada; desde columnas decorativas a mesas y sillas de todos los tamaños. No en vano la mayoría de los decoradores se inclinan por esta posibilidad que, en comparación con otros materiales, resulta muchísimo más duradera y resistente a los elementos.

En general, las empresas que trabajan fabricando muebles de hierro a partir de diseños propios, exclusivos, también realizan otras tareas de herrería, como rejas, marcos de ventanas y balcones, lo cual termina siendo perfecto para darle a sus jardines una misma continuidad en sus líneas de diseño.

Tal como vemos, la herrería artística cuenta con una gran variedad de alternativas, no solo en relación a la fabricación de muebles de jardín, sino también en función de la seguridad, implementando rejas estéticamente impecables y confiables. Por otro lado, los profesionales del sector se caracterizan por su trayectoria, conocimientos y tradición, de modo tal que todos los estilos, incluso los clásicos, pueden ser cubiertos a la perfección.

El hierro y el aluminio son extremadamente nobles y duraderos. Es cierto que su precio, muchas veces, resulta un tanto más elevado que el de otros materiales. Al mismo tiempo, su enorme resistencia al impacto de los elementos, hace pensar que su costo inicial es, en realidad, mucho más bajo que el de aquellos que se deterioran fácilmente al aire libre.

Son muchos los diseñadores que eligen al hierro como síntesis de lo que todo mueble de jardín debería ser: confortable, estéticamente agradable, y sobre todo resistente. El sector del aluminio, por su parte, también contribuye para que esta tendencia, que en alguna época contó con la totalidad del mercado, continúe recuperando el terreno en más y más hogares y jardines de nuestro país.

La aplicación del aluminio en diferentes industrias

La gran cantidad de propiedades beneficiosas que presenta el aluminio lo hacen un metal ideal para su aplicación en diferentes industrias. De hecho, todavía se siguen descubriendo nuevos usos para este metal liviano, duradero y muy flexible.

Los expertos dicen que la medición de la cantidad de aluminio que se utiliza en un país ayuda a calcular también el crecimiento de esa nación. En Argentina, el consumo ha aumentado los últimos cinco años, sin embargo, en nuestro país no se lo aprovecha de la misma forma que en otros lugares del mundo.

Rubros en el que se usa el aluminio

Nuestra intención en este articulo incluir todas las utilidades que tiene el aluminio porque son muchas, pero sí vamos a mencionar algunas que son tradicionales, o, por el contrario, diferentes.

  • El aluminio en la decoración: El aluminio se comenzó a utilizar y a aplicar en diferentes industrias recién en la ultima década del siglo XX. Hoy en día, lo encontramos en una gran variedad de muebles y accesorios de decoración. Es muy resistente a las inclemencias del clima por lo que también se usa para fabricar muebles de jardín. Un ejemplo de este uso son los innovadores muebles para exteriores que con tanto esmero fabrican en https://www.hierroestilo.com.ar/muebles-jardin/mesa/. Asimismo, se combina muy fácilmente con otros materiales como el vidrio o la madera.
  • En la industria alimentaria: Podemos encontrar aluminio en la cocina a través del papel de aluminio, utensilios que usamos para cocinar y hasta en los embalajes para los alimentos.
  • En la industria de generación de energía y comunicación: Poco a poco el aluminio comenzó a reemplazar al cobre desde hace más de 45 años, ya que es mucho más barato transportar electricidad a través del aluminio. Además, se usa en la fabricación de los satélites y antenas para la comunicación.
  • En la industria del transporte: El aluminio se utiliza para fabricar diferentes piezas para la construcción de automóviles, autobuses, camiones y trenes. En el campo aeroespacial el uso del aluminio es vital por su resistencia y ligereza.
  • En la industria de la construcción: El aluminio se usa en la construcción desde hace muchos años porque entre sus muchas propiedades, les permite a los arquitectos crear con más libertad.

Otra característica importante del aluminio es que el objeto o producto fabricado con este metal se puede reciclarse muchas veces, y siempre manteniendo todas sus propiedades. De esta manera también lo utilizan en www.hierroestilo.com.ar, en donde crean las lamparas más sofisticadas, las rejas más seguras y los accesorios más originales con aluminio reciclado.

Sistemas de seguridad innovadores

 

El concepto de seguridad cambió mucho en las últimas décadas. Lo que antes parecía seguro, hoy ya no lo es. Por ese motivo, las empresas que ofrecen diferentes sistemas de seguridad implementan nuevos dispositivos para el monitoreo de edificios particulares y comerciales.

El objetivo de estas propuestas es ofrecer opciones asequibles pero que también garanticen un servicio de seguridad real las 24 horas del día, todos los días de la semana. Para lograrlo, las empresas especialistas utilizan tecnología de última generación gestionada por centros de control, que también ofrecen servicio de atención al cliente de forma continua.

El material que se utiliza en la fabricación de los dispositivos de control es muy variado pero es importante destacar que el aluminio está presente en muchos de ellos. Algunas empresas importan los mecanismos y sistemas que aportan al servicio, mientras que otros arman sus propias herramientas con profesionales locales.

Por otro lado, las empresas que ofrecen un servicio de portería virtual diseñan su servicio no solo en base a la tecnología y los dispositivos, sino también cuentan con un equipo humano de profesionales en seguridad que son los que están a cargo de instalar, manejar y controlar.

Sin dudas este método que brinda seguridad a las personas que se encuentran en oficinas, hogares, barrios privados, espacios comerciales y de fabricación, etc., no son producto de una fantasía que es parte de una película de ciencia ficción. Es una realidad concreta que se puede utilizar hoy en día.

Qué dicen los usuarios

Todavía muchos de nosotros estamos acostumbrados a ver una persona de seguridad frente a una puerta de ingreso o dentro de un barrio privado, entre otros muchos lugares. Sin embargo, paso a paso comenzamos a ver de forma natural el uso de tarjetas u otras formas de identificación para ingresar a un edificio, o un portero IP que funciona hasta cuando hay cortes de energía.

Sistemas IP

Los sistemas de vigilancia IP ofrecen una modalidad de protección diferente e innovadora. Cada proyecto cuenta con el equipamiento y la tecnología particular para cada espacio. Algunas empresas, como es el caso de http://identa.com.ar/vigilancia-ip, son precursoras en el uso de toda esta tecnología aplicada a la seguridad. Desde los primeros dispositivos hasta los actuales, los cambios fueron vertiginosos y aportaron mejores opciones y garantías. Asimismo, todas estas novedades aportan ventajas adicionales como el ahorro de dinero invertido en seguridad.

El futuro de la seguridad

De alguna manera, con los sistemas de portería online estamos viviendo el futuro en el presente. Sin embargo, conociendo la velocidad con la que todo cambia en el mundo de la tecnología, seguramente en poco tiempo vamos a ver nuevos dispositivos o quizás nuevas posibilidad que quizás hoy ni imaginamos.

El aluminio y sus usos en la industria de la construcción

El aluminio es un material que se convirtió en uno de los más usados en la industria de la construcción, y esto no nos parece extraño. Esto se debe a su gran resistencia, a ser liviano y duraderos, además de ofrecer una estética que combina con una gran cantidad de aplicaciones. A pesar de ser un material que tiene tiempo en el mercado, también tiene nuevos usos, muchos de ellos sorprendentes.

Las empresas constructoras lo incluyen en diferentes tipos de obras, y lo consideran un material indispensable para ciertas estructuras, y muchas veces su misión es brindarle las mejores terminaciones a los edificios o directamente proteger las estructuras para ofrecer la comodidad que necesitan los usuarios en su interior. Sin dudas, en la actualidad el aluminio puede competir con cualquier otro método de aislación.

Antes de comenzar a construir

Las empresas constructoras que trabajan con aluminio y otros materiales tradicionales o innovadores para edificar diferentes tipos de inmuebles, deben cumplir con una variedad de requisitos impuestos por los organismos que intervienen en este sector, y además contratar cierta clases de pólizas indispensables para un buen funcionamiento de la obra. En segurosdecauciones.com.ar son expertos en garantías de mantenimiento de obras, garantías de ejecución, fondos de reparo, pólizas de caución para anticipo financiero y/o acopio, garantías por certificación de avance de fabricación y garantía de tenencia de bienes para su uso, entre otros servicios.

Con estas garantías las empresas funcionan de forma regular y utilizan todos los materiales habilitados que necesitan, como es el caso del aluminio.

Tipos de aluminio

El aluminio se puede clasificar de diferentes formas que van desde el estado hasta el proceso utilizado para obtenerlo como los siguientes:

  • Aluminio fundido: No se debe utilizar el calor para su uso.
  • Aluminio forjado: Se trata con procesos térmicos para aplicarlo en diferentes elementos de construcción.

Por otro lado, existe una gran variedad de aleaciones que tienen diferentes aplicaciones, y se tratan de diferentes formas de acuerdo a la cantidad de los elementos que la componen, además del aluminio.

Elementos externos utilizados en la construcción que están fabricados con aluminio

Muros cortina o fachadas livianas: Son estructuras auxiliares que se adaptan a la estructura principal de un edificio para lograr estilizar las formas. Se destacan por su durabilidad.

Barandas de aluminio y cerramientos: Las barandas ofrecen protección y un estilo muy definido a diferentes tipos de construcciones. Además, se le pueden agregar otros materiales para construir cerramientos.

Antes de aplicar todas estas opciones que presenta el aluminio para las obras en construcción, las empresas constructoras contratan un seguro de obra correspondiente para garantizar el buen desarrollo de la construcción y el bienestar de todos los participantes del proyecto.

El aluminio y la industria inmobiliaria

El aluminio tiene una gran cantidad de aplicaciones tanto para su forma pura como para las aleaciones que se crean a partir de él. Tiene tantas aplicaciones que a veces resulta difícil clasificarlas. Sin embargo, la que hoy nos ocupa en este artículo, son las que se relacionan directamente con la industria inmobiliaria, por ende, nos referimos a la industria de la construcción.

En primer lugar, el aluminio tiene dos cualidades que lo hacen tan útil en esta industria: su bajo peso y su gran resistencia. De hecho, muchos de los cambios más innovadores que se han producido en los proyectos de arquitectura y construcción se deben al uso del aluminio.

El aluminio de aleación se puede soldar, sin embargo, se usan ensamblados especiales de tornillería para trabajar diferentes piezas que son parte de una remodelación o construcción. También se utilizan para la prefabricación de oficinas o viviendas que luego se pueden desmontar. Asimismo, las estructuras que se pueden construir en aluminio son muy parecidas a las que se fabrican con acero, pero en el caso del aluminio se necesita mayor grosor para realizarlas por tener un módulo de elasticidad menor.

Debido a estas y otras increíbles aplicaciones y usos del aluminio, la industria inmobiliaria asociada a las constructoras (dupla que hoy en día en la ciudad de Buenos Aires construye la mayoría de los edificios nuevos) lo utilizan cada vez más en ventanas, perfiles, aberturas, laminados, barras, rejas y escaleras, entre otros.

Esto también sucede en todos los emprendimientos que asume la inmobiliaria Izrastzoff (ver más información en  http://www.ibr.com.ar/) junto con diferentes empresas de la construcción para emprender en este campo empresarial y brindarles a sus clientes opciones habitacionales más seguras, confortables y modernas gracias al aluminio.

Por otro lado, el aluminio no es solo un material que se usó en el pasado y se utiliza en el presente, es también un material del futuro. El ciclo de vida de este material comienza con la extracción de bauxita, de la cual luego se obtiene la alúmina. Con la alúmina se obtiene el aluminio a través de un método que se llama electrólisis. Luego está la etapa de semi-fabricación en la que se comienza a crear los diferentes productos de aluminio.

Pero no todo termina en esta última etapa. El aluminio se puede reciclar. Se toman productos terminados de aluminio y se reciclan justamente a partir del paso llamado de semi-fabricación. Esta posibilidad que nos brinda el aluminio hace que todavía podamos descubrir nuevos usos para este material que jamás habíamos pensado.

Por lo tanto, una inmobiliaria en Capital Federal que se asocie a una constructora para emprender nuevos proyectos de construcción tiene una gama de posibilidades de diseño y obra que quizás todavía no imagina.

Aluminio, un aliado de la cosmética

Tal como señalamos usualmente en nuestro portal, hay muchas propiedades que hacen del aluminio un material provechoso. Es ligero aunque muy resistente, soporta la corrosión, en un efectivo conductor de calor y electricidad, es un propicio reflector de la luz, es dúctil para ser maniobrado y trabajado, no es tóxico ni magnético, en inodoro, impermeable, y además es un material que se puede reciclar en forma indefinida. Como vemos, el listado de beneficios del aluminio es bien amplio. En base a estas consideraciones, ¿sabías además que el aluminio es un perfecto aliado de la cosmética?

Antes de avanzar hacia las ventajas que ofrece este material a la hora de tratar y conservar maquillajes y otros elementos de cosmética, vale recordar que las virtudes de este material lo convierten en omnipresente. Es empleado en el área de transporte, en comunicación y electricidad, incluso en satélites, en el sector de la construcción, en la fabricación de tubos, recipientes y envases.

Respecto a este último punto, la eficiencia del aluminio en sus vertientes para la fabricación de envases, especialistas de SAENI, la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral, nos ayudan a adentrarnos en la relación de este material con el sector de la cosmética. Lo cierto es que los envases de aluminio son ideales para conservar productos cosméticos, ofreciendo además ligereza. En rigor, los expertos del área nos confirman que el aluminio vive un verdadero auge en el mundo de la cosmética.

Las virtudes del aluminio que repasamos al comienzo de este repaso también son apreciables en este terreno. Su resistencia permite conservar la buena salud de los cosméticos, su ligereza permite manejarlos con eficiencia (aplicar productos con densidad como pintalabios, maquillaje para ojos, etcétera) así como transportarlos sin mayores molestias. Por lo demás, es súper apreciable que el aluminio sea un material reciclable y biodegradable.

Consultados por este portal, expertos de la mencionada institución en la cual se dictan cursos de cosmiatría añaden que otra de las grandes bondades del aluminio para el uso de maquillajes es que se trata de un material muy efectivo para bloquear agentes como el aire, las bacterias, los rayos de luz, los rayos UV, los olores, etcétera. Todo eso, sin mencionar que todas estas ventajas son parte de un material que es económico.

Para dimensionar aún más las bondades de este material, es interesante notar por ejemplo que las latas de aluminio precisan un 40 por ciento menos del metal que aquellas latas que se fabricaban décadas atrás, necesitando en tanto menos energía y materia prima. Como hemos visto –y como siempre decimos aquí- el aluminio supone muy buenas noticias para diversos sectores industriales y también representa un paso hacia adelante para el cuidado del medio ambiente.

¿Imaginabas además cuán provechoso resulta para el sector de la cosmética? Pues luego de leer este repaso seguramente tendrás una mirada más atenta: verás cómo este material está cada vez más presente en los productos cosméticos y de belleza.

Conocé la historia del primer automóvil con aluminio en su carrocería

Si bien en la actualidad estamos acostumbrados a la presencia del aluminio en la carrocería de los automóviles, en este vínculo hay naturalmente un pionero. ¿Cuál fue el primer vehículo que incluyó este noble material? ¿Cuáles fueron sus características? ¿Y en qué año apareció en escena?

Para comenzar, mencionemos su nombre. Se trata del Panhard Dyna del año 1953, cuyo aspecto podés conocer haciendo clic en este enlace. Se trata de un modelo que sin dudas aparece como destacado en la historia de la industria automotriz y que debe ser parte de cualquier curso de mecánica de autos, por ser un verdadero pionero. Lo cierto es que el primer modelo había sido mostrado en el año 1946, aunque fue en el Salón del Automóvil de París del año 1953 cuando fue presentado el célebre Dyna, cuyo nombre hace referencia al dinamismo y aerodinámica.

En este trayecto, vale mencionar que ya en la década de 1930 había circulado un proyecto a cargo de Hans C. Bjering, un prototipo que fue fabricado en Noruega e incluyó elementos en aluminio. Pero esta iniciativa no pasó su carácter de vehículo conceptual, y hubo que esperar hasta los 50’ para ver al verdadero primer coche con aluminio en su cuerpo.

La empresa detrás del Dyna es Panhard et Lebassor, una compañía cuyos orígenes se remontan al año 1887 y que comenzó dedicándose a la fabricación de muebles y objetos de carpintería. Pero ya a fines del siglo XIX registraron un invento también cardinal en la historia de la industria automotriz: el chasis. Con el correr de los años, el ímpetu de esta empresa fue diluyéndose, máxime cuando se integró con su coterránea Citröen.

Todo aquel interesado en mecánica, automóviles, en acudir a cursos del sector o a un curso de mecánica automotriz a distancia debería conocer a Dyna, el automóvil que abrió camino al aluminio en esta industria. Lo cierto es que el Dyna 54 fue un coche de vanguardia para su época. Su carrocería era 100% de aluminio y estaba soldada a un chasis fabricado también con este material. Por lo demás, presentaba avances en su desarrollo, como el hecho de que su carrocería había sido analizada en un túnel de viento, algo que fue extendiéndose con el pasar de las décadas y que aún hoy se realiza entre los fabricantes de automóviles, tal como se puede ver en este video.

Además de ser destacado por la presencia de aluminio, el Dyna 54 tenía un motor de dos tiempos y 850 caballos de fuerza, capaz de superar los 130 kilómetros por hora. Gracias al material que aquí nos convoca, lograba un interesante peso en la báscula: 629 kilos. Además era resistente, capaz de trasladar hasta a 6 pasajeros.

Es cierto que con el correr del tiempo el aluminio no logró afianzarse en la industria automotriz, abriendo paso a las bondades del acero. Hubo que esperar a que el fabricante alemán Audi reviva esta costumbre.

Más detalles respecto al uso de aluminio en la industria automotriz pueden consultarse en esta completa nota.

Cómo limpiar el aluminio y dónde guardar los materiales para protegerlos

Utensilios de cocina, muebles, accesorios, puertas, ventanas y más, son algunos de los objetos en los cuales aparece el aluminio. Son muchos los que se preguntan cómo limpiarlo en forma adecuada, manteniendo su buen aspecto y elegancia, y dónde almacenarlos cuando no estos materiales no son utilizados con frecuencia (haciendo clic aquí podrás ver más respecto al guardado de estos y otros materiales). Veamos.

Como primer paso, es importante saber que el correcto mantenimiento de los objetos de aluminio requiere una limpieza regular, esto para evitar el deterioro de este material que, si bien es noble, requiere de cuidados. A la hora de emprender la limpieza, un tip muy útil es nunca frotar dibujando círculos con el paño. Lo mejor es trazar un camino de ida y regreso, de adelante hacia atrás, esto para evitar un efecto desigual en la estructura de aluminio.

Como regla general, hay que apartarse de la virulana (o lana de acero) a la hora de limpiar elementos fabricados en aluminio. Son ideales los paños suaves y las esponjas. En este punto también es clave chequear siempre las características de los productos de limpieza que utilizarás. Para no caer en errores, una buena idea es emplear productos especialmente ideados para limpiar aluminio, aunque como veremos en los próximos párrafos también hay productos caseros que pueden ser muy útiles para esta tarea.

Anota este consejo de veras útil: antes de limpiar cualquier superficie de aluminio, aplica el producto que utilizarás en una zona poco visible. Así, tendrás un propicio “campo de pruebas”. Bien, ¿hablamos de productos caseros? Pues mezclaron 1 cucharada de sal con 1 cucharada de vinagre, y un poco de harina, obtendrás una pasta que resulta ideal para limpiar superficies de aluminio.

También puedes optar por una mezcla de limón y bicarbonato de sodio, perfecta para devolver el brillo al aluminio. ¿Sabías además que el kétchup puede ser tu aliado en esta tarea? Lo que hay que hacer es cubrir la superficie con una capa fina de esta salsa de tomate, dejar actuar 15 minutos, y retirar con un paño suave para luego quitar con agua tibia. Finalmente, pulir con un paño seco.

Como decíamos anteriormente, en ocasiones contamos con objetos de aluminio que están en desuso y que queremos conservar sin que se generen daños. Como es sabido, los rallones son los peores enemigos del aluminio, y los objetos en este material podrían verse dañados si los almacenamos en sitios de mucho transito, polvosos, colmados de objetos, etcétera. Una buena idea es optar por una empresa que ofrezca bauleras privadas, como es el caso en Buenos Aires de Depósito Belgrano, que cuentan con una serie de servicios que aseguran la “buena salud” de nuestras pertenencias, también las de aluminio.

Antes de despedirnos, recomendaremos un método para limpiar manchones muy profundos en superficies de aluminio, algo que puede ocurrir cuando no cuidamos estos objetos como es debido. En este caso hay que utilizar amoníaco diluido en agua (una taza en un litro) y aplicarlo con suavidad frotando con un paño. No hay que olvidar utilizar guantes y un barbijo para protegerse de las acciones del amoníaco.

En una próxima entrega repasaremos cómo limpiar el aluminio en caso de que tenga una capa de óxido.