Aluminio, un aliado de la cosmética

Tal como señalamos usualmente en nuestro portal, hay muchas propiedades que hacen del aluminio un material provechoso. Es ligero aunque muy resistente, soporta la corrosión, en un efectivo conductor de calor y electricidad, es un propicio reflector de la luz, es dúctil para ser maniobrado y trabajado, no es tóxico ni magnético, en inodoro, impermeable, y además es un material que se puede reciclar en forma indefinida. Como vemos, el listado de beneficios del aluminio es bien amplio. En base a estas consideraciones, ¿sabías además que el aluminio es un perfecto aliado de la cosmética?

Antes de avanzar hacia las ventajas que ofrece este material a la hora de tratar y conservar maquillajes y otros elementos de cosmética, vale recordar que las virtudes de este material lo convierten en omnipresente. Es empleado en el área de transporte, en comunicación y electricidad, incluso en satélites, en el sector de la construcción, en la fabricación de tubos, recipientes y envases.

Respecto a este último punto, la eficiencia del aluminio en sus vertientes para la fabricación de envases, especialistas de SAENI, la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral, nos ayudan a adentrarnos en la relación de este material con el sector de la cosmética. Lo cierto es que los envases de aluminio son ideales para conservar productos cosméticos, ofreciendo además ligereza. En rigor, los expertos del área nos confirman que el aluminio vive un verdadero auge en el mundo de la cosmética.

Las virtudes del aluminio que repasamos al comienzo de este repaso también son apreciables en este terreno. Su resistencia permite conservar la buena salud de los cosméticos, su ligereza permite manejarlos con eficiencia (aplicar productos con densidad como pintalabios, maquillaje para ojos, etcétera) así como transportarlos sin mayores molestias. Por lo demás, es súper apreciable que el aluminio sea un material reciclable y biodegradable.

Consultados por este portal, expertos de la mencionada institución en la cual se dictan cursos de cosmiatría añaden que otra de las grandes bondades del aluminio para el uso de maquillajes es que se trata de un material muy efectivo para bloquear agentes como el aire, las bacterias, los rayos de luz, los rayos UV, los olores, etcétera. Todo eso, sin mencionar que todas estas ventajas son parte de un material que es económico.

Para dimensionar aún más las bondades de este material, es interesante notar por ejemplo que las latas de aluminio precisan un 40 por ciento menos del metal que aquellas latas que se fabricaban décadas atrás, necesitando en tanto menos energía y materia prima. Como hemos visto –y como siempre decimos aquí- el aluminio supone muy buenas noticias para diversos sectores industriales y también representa un paso hacia adelante para el cuidado del medio ambiente.

¿Imaginabas además cuán provechoso resulta para el sector de la cosmética? Pues luego de leer este repaso seguramente tendrás una mirada más atenta: verás cómo este material está cada vez más presente en los productos cosméticos y de belleza.

Conocé la historia del primer automóvil con aluminio en su carrocería

Si bien en la actualidad estamos acostumbrados a la presencia del aluminio en la carrocería de los automóviles, en este vínculo hay naturalmente un pionero. ¿Cuál fue el primer vehículo que incluyó este noble material? ¿Cuáles fueron sus características? ¿Y en qué año apareció en escena?

Para comenzar, mencionemos su nombre. Se trata del Panhard Dyna del año 1953, cuyo aspecto podés conocer haciendo clic en este enlace. Se trata de un modelo que sin dudas aparece como destacado en la historia de la industria automotriz y que debe ser parte de cualquier curso de mecánica de autos, por ser un verdadero pionero. Lo cierto es que el primer modelo había sido mostrado en el año 1946, aunque fue en el Salón del Automóvil de París del año 1953 cuando fue presentado el célebre Dyna, cuyo nombre hace referencia al dinamismo y aerodinámica.

En este trayecto, vale mencionar que ya en la década de 1930 había circulado un proyecto a cargo de Hans C. Bjering, un prototipo que fue fabricado en Noruega e incluyó elementos en aluminio. Pero esta iniciativa no pasó su carácter de vehículo conceptual, y hubo que esperar hasta los 50’ para ver al verdadero primer coche con aluminio en su cuerpo.

La empresa detrás del Dyna es Panhard et Lebassor, una compañía cuyos orígenes se remontan al año 1887 y que comenzó dedicándose a la fabricación de muebles y objetos de carpintería. Pero ya a fines del siglo XIX registraron un invento también cardinal en la historia de la industria automotriz: el chasis. Con el correr de los años, el ímpetu de esta empresa fue diluyéndose, máxime cuando se integró con su coterránea Citröen.

Todo aquel interesado en mecánica, automóviles, en acudir a cursos del sector o a un curso de mecánica automotriz a distancia debería conocer a Dyna, el automóvil que abrió camino al aluminio en esta industria. Lo cierto es que el Dyna 54 fue un coche de vanguardia para su época. Su carrocería era 100% de aluminio y estaba soldada a un chasis fabricado también con este material. Por lo demás, presentaba avances en su desarrollo, como el hecho de que su carrocería había sido analizada en un túnel de viento, algo que fue extendiéndose con el pasar de las décadas y que aún hoy se realiza entre los fabricantes de automóviles, tal como se puede ver en este video.

Además de ser destacado por la presencia de aluminio, el Dyna 54 tenía un motor de dos tiempos y 850 caballos de fuerza, capaz de superar los 130 kilómetros por hora. Gracias al material que aquí nos convoca, lograba un interesante peso en la báscula: 629 kilos. Además era resistente, capaz de trasladar hasta a 6 pasajeros.

Es cierto que con el correr del tiempo el aluminio no logró afianzarse en la industria automotriz, abriendo paso a las bondades del acero. Hubo que esperar a que el fabricante alemán Audi reviva esta costumbre.

Más detalles respecto al uso de aluminio en la industria automotriz pueden consultarse en esta completa nota.

Cómo limpiar el aluminio y dónde guardar los materiales para protegerlos

Utensilios de cocina, muebles, accesorios, puertas, ventanas y más, son algunos de los objetos en los cuales aparece el aluminio. Son muchos los que se preguntan cómo limpiarlo en forma adecuada, manteniendo su buen aspecto y elegancia, y dónde almacenarlos cuando no estos materiales no son utilizados con frecuencia (haciendo clic aquí podrás ver más respecto al guardado de estos y otros materiales). Veamos.

Como primer paso, es importante saber que el correcto mantenimiento de los objetos de aluminio requiere una limpieza regular, esto para evitar el deterioro de este material que, si bien es noble, requiere de cuidados. A la hora de emprender la limpieza, un tip muy útil es nunca frotar dibujando círculos con el paño. Lo mejor es trazar un camino de ida y regreso, de adelante hacia atrás, esto para evitar un efecto desigual en la estructura de aluminio.

Como regla general, hay que apartarse de la virulana (o lana de acero) a la hora de limpiar elementos fabricados en aluminio. Son ideales los paños suaves y las esponjas. En este punto también es clave chequear siempre las características de los productos de limpieza que utilizarás. Para no caer en errores, una buena idea es emplear productos especialmente ideados para limpiar aluminio, aunque como veremos en los próximos párrafos también hay productos caseros que pueden ser muy útiles para esta tarea.

Anota este consejo de veras útil: antes de limpiar cualquier superficie de aluminio, aplica el producto que utilizarás en una zona poco visible. Así, tendrás un propicio “campo de pruebas”. Bien, ¿hablamos de productos caseros? Pues mezclaron 1 cucharada de sal con 1 cucharada de vinagre, y un poco de harina, obtendrás una pasta que resulta ideal para limpiar superficies de aluminio.

También puedes optar por una mezcla de limón y bicarbonato de sodio, perfecta para devolver el brillo al aluminio. ¿Sabías además que el kétchup puede ser tu aliado en esta tarea? Lo que hay que hacer es cubrir la superficie con una capa fina de esta salsa de tomate, dejar actuar 15 minutos, y retirar con un paño suave para luego quitar con agua tibia. Finalmente, pulir con un paño seco.

Como decíamos anteriormente, en ocasiones contamos con objetos de aluminio que están en desuso y que queremos conservar sin que se generen daños. Como es sabido, los rallones son los peores enemigos del aluminio, y los objetos en este material podrían verse dañados si los almacenamos en sitios de mucho transito, polvosos, colmados de objetos, etcétera. Una buena idea es optar por una empresa que ofrezca bauleras privadas, como es el caso en Buenos Aires de Depósito Belgrano, que cuentan con una serie de servicios que aseguran la “buena salud” de nuestras pertenencias, también las de aluminio.

Antes de despedirnos, recomendaremos un método para limpiar manchones muy profundos en superficies de aluminio, algo que puede ocurrir cuando no cuidamos estos objetos como es debido. En este caso hay que utilizar amoníaco diluido en agua (una taza en un litro) y aplicarlo con suavidad frotando con un paño. No hay que olvidar utilizar guantes y un barbijo para protegerse de las acciones del amoníaco.

En una próxima entrega repasaremos cómo limpiar el aluminio en caso de que tenga una capa de óxido.

Repuestos de aluminio y el auge del alquiler de impresoras

Dos temas que, vistos de manera aislada, parecen un tanto disímiles entre sí; pero lo cierto es que el sector del aluminio se ha visto claramente favorecido por el auge del alquiler de impresoras: dientes de aluminio y acoples flexibles, entre otros, son los que más han ganado en términos de requerimiento.

Vayamos a un ejemplo concreto: en la página web www.argontech.com.ar podemos observar de qué modo trabajan las empresas dedicadas al alquiler de impresoras y fotocopiadoras; equipos que, por otro lado, reciben una mayor frecuencia de mantenimiento para mantenerlos en perfecto estado debido al alto grado de exigencia al cual son sometidos.

Por lo general, cuando una empresa alquila una fotocopiadora o una impresora lo hace en función de sus necesidades estacionales; es decir, en aquellos momentos del año en los que los equipos con los cuales cuenta sencillamente no alcanzan para mantener ese ritmo. A todo eso hay que sumarle otro dato interesante: las empresas cuentan con archivos digitalizados cada vez más amplios, de forma tal que la impresión de estos documentos solo se realiza cuando es imprescindible.

En este contexto, los equipos alquilados reciben constantes tareas de mantenimiento y reparación antes de ser entregados al cliente, y es precisamente ahí donde la industria del aluminio realiza su aporte al producir una mayor cantidad de repuestos.

Esto vale tanto para las fotocopiadoras como en relación al alquiler de impresoras láser de última generación. La producción de equipos va en aumento, así como el alquiler de los mismos, de manera tal que el sector del aluminio ha encontrado un excelente nicho en el cual desarrollarse de forma continuada en los próximos años.

Los equipos de impresión láser son seguramente de los más requeridos por el cliente; en parte, debido a que su alquiler es considerablemente más económico en términos de precio de lo que podría ser al realizar una compra. Esto implica que las fotocopiadoras e impresoras en alquiler trabajan con una frecuencia mayor y bajo condiciones de máxima exigencia y productividad, de manera tal que la sustitución de repuestos de aluminio dañados es también mucho más habitual que en equipos cuyo trabajo transita por los requerimientos estándares.

Nuestra industria está capacitada para prestar este servicio de forma completamente profesional y responsable. Por otra parte, esta necesidad también demanda de nosotros una mayor capacitación y actualización para estar a la altura de los repuestos que hoy en día requieren las impresoras láser de última generación.

Actualmente hay empresas dedicadas al alquiler de impresoras de todo tipo, de manera tal que la producción de repuestos para esta clase de equipos no supone una inversión necesaria. Los acuerdos comerciales, desde luego, son los únicos pilares para mantener una producción razonable y de acuerdo a los requerimientos específicos que se nos exijan.

Pero más allá de esto, nos parece sumamente interesante hacer mención respecto del auge del alquiler de fotocopiadoras e impresoras en función de las opciones que podría presentarle a nuestro sector. En un futuro no tan lejano, donde casi todo tiende a la digitalización, las empresas acaso terminen rentando equipos de última generación que, por otro lado, no podrían comprar en condiciones normales debido a su alto costo. Esto, claramente, significa una mayor necesidad de repuestos y más trabajo para el sector del aluminio.

Aluminio en las peceras, ¿sí o no?

En la variedad de temáticas relacionadas al aluminio, foco de nuestro portal, aparece una cuestión en la que me he ocupado en los últimos días a raíz de la compra de un pequeño acuario en mi hogar. ¿Conviene incluir dentro de la pecera materiales en aluminio? ¿O es mejor evitar esta material en contacto con el agua a tiempo completo?

Si bien como sabemos el aluminio presenta múltiples ventajas, como su liviandad y su durabilidad, el contacto constante con el agua podría derivar en un nivel de corrosión que terminaría por ser nocivo para la buena salud de los peces. Recorriendo el catálogo de un Pet Shop en Buenos Aires encontré que los materiales que predominan en los accesorios para peceras son el plástico y el vidrio, lo cual da cuenta ya de una respuesta posible.

Por lo demás, indagué con diversas fuentes y llegué a las siguientes conclusiones. En primera medida, hay que saber que el aluminio solamente se correo al estar en contacto directo con agua salada. En este punto, es importante tener en cuenta que el anodizado de este material lo proteger de la corrosión húmeda, aunque no del contacto con cloruros. Por lo demás, hay que notar que usualmente la corrosión en el aluminio se evidencia en partes perforadas o cortadas, pues en estos casos se está “barriendo” en anodizado, la cubierta que protege al aluminio

.

En este punto, encontré un consejo interesante. Más allá del filtro para pecera y de otros elementos presentes en acuarios, si se quiere colocar aluminio dentro de una pecera (quizá para los marcos de la misma) una buena idea es conectar un punto seco de este marco mediante un cable de cobre. De esta forma, se lograría que las corrientes galvánicas corroan en primera instancia al cable de cobre y no al aluminio, pues aquel es un metal más electronegativo, en comparación con el aluminio, que es más electropositivo.

Entonces, la corrosión afectará en primera instancia al cobre. Y cuando éste presente corrosión, será necesario cambiarlo por otro nuevo. Por supuesto que en estos casos lo ideal será consultar a especialistas, en este caso en un pet shop o acuario especializado. La mayor presencia de plásticos y vidrios da cuenta de la preferencia en este sector, aunque en caso de necesitar incluir algún elemento en aluminio lo mejor será estudiar a fondo las propiedades y condiciones de cada material a fin de cuidar la buena salud de los peces, en este caso.

En rigor, en plataformas como Mercado Libre es posible ver no pocos productos fabricados en aluminio. Seguiremos investigando para dar con las respuestas adecuadas, en este caso aplicadas a un rubro muy particular y su vínculo con el material del que aquí siempre hablamos.

 

El aluminio, un material noble que ofrece beneficios multi-rubro

Ligero y a su vez resistente. Elástico y capaz de adaptarse a múltiples necesidades. No es tóxico y además soporta con hidalguía la corrosión. Estos son algunos de los muchos beneficios que convierten al aluminio en un material multi-rubro, empleado para elementos del hogar, pasando por lavaderos industriales (es posible ver más sobre este tipo de empresas en el enlace), hasta para confeccionar puertas y ventanas. En lo que sigue veremos algunos testimonios que dan fe de la nobleza del aluminio y de su capacidad para ofrecer beneficios en diferentes áreas de trabajo.

“En buena medida nos interesa el uso de aluminio por sus altas capacidades de reciclaje”, señala el gestor de una firma que se dedica a la venta de aberturas en este material. Lo que afirma es comprobable en la experiencia: el aluminio es un gran amigo del medio ambiente pues admite grandes posibilidades de reciclado. Hay que tener en cuenta lo siguiente: sólo el 5 por ciento de la energía que se requiere para producir el metal primario es requerida para realizar una nueva fundición, indicando además que se mantienen las propiedades del metal durante este proceso.

Por lo demás, cabe señalar que el aluminio ofrece una gran facilidad de conformado, pudiendo soldarse, curvarse, estirarse, punzar, fresar, etcétera.

Otro de los testimonios en favor del aluminio llega de boca de uno de los responsables de un lavadero industria en Capital Federal, un emprendimiento para el cual la resistencia de los materiales y la asepsia son fundamentales. “Muchos de los elementos que forman parte de nuestra empresa, entre ellos los carros para el traslado de indumentaria, están fabricados en aluminio. Ocurre que este material se ajusta a los requisitos de una lavandería como la nuestra, donde precisamos implementos livianos, resistentes y que no sean tóxicos”.

En rigor, el aluminio es un material no tóxico y en tanto adecuado para la preparación o almacenamiento de alimentos, y también para cualquier empresa que requiera altos niveles de asepsia, como es el caso de un lavadero que se dedica a la esterilización de indumentaria del sector sanitario.

Tanto para la fabricación de aberturas, elementos para el hogar y las industrias, el aluminio presenta una excelente relación entre peso y resistencia. ¿Es posible ser liviano y robusto a la vez? Si observamos al aluminio, la respuesta es positiva. En este punto, la evidencia muestra que el aluminio puede ser tan resistente como el acero estructural, dependiendo del proceso de aleación y de la elaboración.

“Me interesa particularmente trabajar con ciertos accesorios en aluminio por su gran resistencia a la corrosión”, dice un fabricante de cortinas roller. En su rubro se emplean soluciones tanto en este material como en plástico, aunque el aluminio es excelente para ser utilizado en los ambientes que se denominan “agresivos”. En este punto hay que tener en cuenta que en el aluminio se genera una capa fina de óxido que ofrece una gran protección contra la corrosión, y que puede ser aún más fuerte con acabados como el anodizado o recubriendo con pintura.

No cabe dudas: el aluminio es un material multi-rubro.

Aluminio versus plástico: Cuál es la mejor opción para las cortinas roller y sus accesorios

Cuando se analiza el mercado y los materiales para cortinas roller aparece una disyuntiva usual: ¿qué conviene más, las cortinas y los accesorios plásticos o el aluminio? En esta nota repasaremos algunas nociones fundamentales a la hora de escoger una cortina roller, sus repuestos y accesorios.

Lo cierto es que el uso de cortinados se remonta a cientos de años, empleándose en aberturas para protegerse tanto del frío como del calor. Es sabido, con el paso de los siglos la tecnología avanzó en forma exponencial y con ello los sistemas para las cortinas. Entre la variedad disponible en el mercado, hay un sistema que ha ganado amplio protagonismo: las cortinas roller. Pues no sólo son funcionales y de uso sencillo, sino que además dotan a los ambientes de un alto nivel estético.

Ahora bien, cuando se evalúan los materiales, modelos y repuestos para cortinas roller aparecen diferentes alternativas, y frente a la variedad es posible sentirse algo perdidos. Es allí cuando los beneficios del aluminio son nuevamente apreciables, por ejemplo su bajo peso que no va en desmedro de su resistencia, su flexibilidad y las capacidades de reciclado. Hay que tener en cuenta en este punto que los sistemas de cortinas roller se componen de diversos elementos y que, en este punto, aluminio y plástico coexisten en armonía.

Eso sí: cuando se elige una cortina roller de accionamiento manual, lo ideal es optar por las cadenas de aluminio, que son mucho más resistentes que las plásticas que se ofrecen en el mercado. El aluminio es además especialmente recomendado para ser empleado en sistemas que soportan cortinas de gran peso o dimensión.

Es allí cuando hay que pensar en cuál es el material más conveniente para el caño o tubo del sistema roller. Como señalamos, hay que privilegiar las bondades del aluminio cuando se instalan cortinas especiales (largas, anchas y/o de tela pesada), pues este material ofrece una gran resistencia, además de disminuir la corrosión y la abrasión.

Más allá del “debate” aluminio versus plástico, al escoger el modelo de cortinados roller también hay que pensar cuál es la mejor tela para cada necesidad. En el mercado es posible encontrar múltiples alternativas, entre las que se destacan los modelos black out, cuya mayor virtud es bloquear por completo el acceso de luz solar. También hay modelos como las cortinas roller sun screen, que también bloquean la luz aunque permiten mantener un nivel de visibilidad hacia el exterior.

Tanto si elige accesorios y materiales de aluminio o plásticos para su cortina roller, es una buena noticia saber que la instalación de las mismas es usualmente sencilla. Aunque nunca está de más acudir al servicio de especialistas, que sabrán ajustar cada detalle a las necesidades del ambiente. Ellos también serán los adecuados para aconsejarle, según el caso, cuál es el material más conveniente. El aluminio tendrá muchos adeptos aunque, nobleza obliga, hay que decir que los accesorios plásticos pueden ser excelentes aliados de la nobleza del aluminio para en conjunto decorar, proteger los ambientes y ofrecer un uso bien práctico, todas virtudes de las cortinas roller.

La utilidad del video para promocionar carpinterías de aluminio

Las carpinterías de aluminio forman parte de un sector comercial caracterizado por una intensa competencia, es así que resulta imprescindible para estas firmas poder diferenciarse en el mercado y  establecer una comunicación efectiva con sus clientes y con el público en general. En tiempos audiovisuales y digitales, el video es una fantástica herramienta para potenciar la promoción de los emprendimientos ligados al aluminio. ¿Conoces sus ventajas? Las recorremos en a lo largo de esta nota.

Años atrás era suficiente con realizar una campaña publicitaria en los medios tradicionales de comunicación (radio, televisión, prensa gráfica) para dar a conocer un producto o servicio y llegar a la comunidad, pero en la actualidad este esquema ha cambiado radicalmente. Aunque sigue siendo útil publicitar por estos medios, al mismo tiempo es imprescindible tener en cuenta a las nuevas herramientas digitales y móviles, como blogs, redes sociales y aplicaciones para smartphones y tablets. Es aquí donde el video cobra un papel fundamental.

Cuando nuestro propósito es dar a conocer las ventajas de una empresa dedicada a la carpintería de aluminio, los medios digitales y audiovisuales se transforman en un instrumento sensacional con respecto a la masividad e impacto que generan. Además, los videos institucionales son alternativas económicas al momento de planificar la comunicación y el marketing con relación a otras propuestas similares, por lo tanto pueden estar al alcance de las pequeñas y medianas empresas.

Los beneficios de la promoción en video son múltiples y variados. Por un lado, dispondremos del atractivo que suponen las imágenes en movimiento, una condición imposible de alcanzar a través de un aviso gráfico o radial. Imaginemos por ejemplo la posibilidad de mostrar como se fabrican las sillas de aluminio o cualquier otro mueble a través de un video, llevándole al futuro cliente el detalle del proceso de trabajo a la comodidad de su hogar, sin ningún tipo de limitaciones de tiempo o espacio.

A esto debemos sumarle la realización de videos para empresas en los cuales se comunique la identidad corporativa y se presente a la compañía, una especialidad sobre la cual es posible ver más en el enlace adjunto. La rápida difusión de los videos en las redes sociales garantiza una gran masividad y llegada directa al público objetivo, con la ventaja que supone la segmentación de la publicidad contextual de Google u otros instrumentos similares.

En el nicho que nos ocupa, los videos son una inmejorable herramienta para hacer llegar al público la forma en la cual se confeccionan los muebles u otros elementos desarrollados en aluminio. Precisamente los consumidores, cada vez más exigentes en función de la cantidad y variedad de información que se encuentra a su alcance en el mundo digital, necesitan la seguridad que aporta la demostración de los procesos y la confirmación de estándares de calidad en aquellos productos que piensa adquirir.

El marketing móvil es otro ingrediente que se conecta a la perfección con el uso de los videos promocionales, sobretodo al momento de integrar las producciones audiovisuales en aplicaciones disponibles en los sistemas operativos más difundidos para dispositivos móviles, como Apple o iOS. Su rápida difusión en las redes sociales y la ventaja de llegar al cliente de las carpinterías de aluminio en cualquier lugar en el que se encuentre son beneficios que no pueden obviarse de ninguna manera.

En consecuencia, la realización de producciones audiovisuales orientadas a las necesidades de cada emprendimiento y su integración con la gestión de blogs, redes sociales o aplicaciones móviles es una inmejorable oportunidad de comunicación para las empresas del rubro, sin importar su magnitud ya que los presupuestos pueden adaptarse sin mayores problemas a cada requerimiento. En definitiva, las carpinterías de aluminio no pueden darse el lujo de desaprovechar este instrumento efectivo, económico y de alto impacto para potenciar su comunicación.

Las ventajas que el aluminio ofrece en el mundo del buceo

El nivel de oxidación y el factor económico son las variables que juegan a favor del uso del aluminio al interior del mundo del buceo, en específico para la fabricación de las botellas que se utilizan tanto en una escuela de buceo como en las prácticas de la disciplina en aguas abiertas. En este punto, muchos buzos de preguntan qué material es el más conveniente para este elemento fundamental, ¿aluminio o acero? ¿Cuál es más duradera? ¿Cuál de las opciones es la mejor?

Como señalamos al comienzo de este repaso, el factor de oxidación es la razón principal para elegir botellas fabricadas en aluminio, esto en desmedro de las construidas con acero. Ocurre que el primero de los materiales presenta un nivel de oxidación mucho menor al del segundo, lo cual va a favor de su vida útil. Aquel que haya asistido a un curso de buceo profesional sabe, además, que el aluminio es un material mucho más económico que el acero. En tanto, la fabricación de la botella de aluminio para esta disciplina es más barata.

Ahora bien, existen determinadas variables que, en este ámbito específico, postulan al acero como una mejor opción. La principal: las botellas fabricadas con aluminio con considerablemente más frágiles que las de acero. En este sentido, si bien el nivel de oxidación favorece a la vida útil de las botellas de buceo en aluminio, no ocurre lo mismo con su robustez ante eventuales impactos durante la práctica.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de analizar las diferencias entre las botellas de acero y las de aluminio de la flotabilidad de las mismas, contemplando sus dos estados: llenas o vacías. Sin ingresar en asuntos demasiado técnicos del buceo, es importante saber que si el buzo lleva una botella de aluminio deberá colocar entre 2 y 3 kilogramos de plomo extra para la inmersión, esto en relación a una botella fabricada con acero.

Finalmente, ¿cuál es más pesada, la botella de acero o la de aluminio? Especialistas del área señalan que éste es uno de los debates más oídos entre los buceadores. Para comenzar a dar una respuesta al interrogante, hay que tener en cuenta con el peso de una botella para buceo (ya sea de acero o de aluminio) varía según cada fabricante y los estándares de seguridad que se aplican en la fabricación de este elemento.

Sí es innegable que el aluminio posee una densidad menor a la que presenta el acero. O sea, que cuando la masa es igual, el aluminio es más ligero. Pero en este punto aparece otra variable en juego: la resistencia a la presión de cada uno de estos materiales. Aquí hay que decir que la del acero es mayor que la del aluminio, con lo cual las botellas de acero pueden ser menos gruesas que las de las botellas de aluminio para un mismo volumen.

De este modo, si bien el aluminio es más ligero que el acero, cuando hablamos de botellas de buceo hay que tener en cuenta que las botellas de acero suelen ser más livianas que las de aluminio.

Tres programas informáticos para las carpinterías de aluminio

Si en tu carpintería de aluminio se pierde mucho tiempo en realizar los presupuestos o son comunes las equivocaciones al realizar los cálculos de materiales para el corte de los perfiles, este artículo te va a ser muy útil; vamos a analizar tres programas que están diseñados para realizar cálculos precisos a fin de optimizar el rendimiento de las carpinterías de aluminio.

OP 2.1

Comercializado por la empresa Megevand Soft, este programa es una interesante herramienta para las carpinterías de aluminio y PVC. Es rápido, fácil de usar y muy preciso; cuenta con una interface amigable que está diseñada para lograr el máximo rendimiento del taller. El OP 2.1 es una herramienta que resuelve productos complejos al permitir personalizar los parámetros según sea la necesidad; se pueden realizar combinaciones de perfiles de distintas líneas para hacer productos personalizados.

Este programa da la opción de hacer presupuestos y calcular la cantidad y longitud de perfiles, accesorios y revestimientos necesarios para un trabajo determinado, entre otras especificaciones para el correcto armado de las aberturas. También, tiene la alternativa de imprimir tarjetas para identificar cada uno de los materiales a utilizar. Posee un interesante motor de gráficos 3D para crear modelos animados a escala que permiten hacer análisis más detallados. Se puede trabajar en red con una sola base de datos y brindan soporte técnico PC de forma permanente.

Aquí un video explicativo del programa:

Pca Net 2.5

Este software de ingeniería de aberturas de aluminio permite realizar cálculos para obras de carpintería con las diferentes líneas y marcas que existen en el país. Programado en un lenguaje nativo, este programa es rápido, funciona en cualquier versión de Windows y no demanda muchos requerimientos del sistema. La empresa Abernetica desarrolla este tipo de herramientas desde el año 1998 y este software es su versión más actual.

Es una herramienta muy potente y versátil; funciona en red, administra el stock de los materiales y cuenta con plantillas prediseñadas de ventanas rebatibles, corredizas, desplazables, proyectantes, oscilobatientes, paños fijos y puertas. Además, permite mover los ejes en cualquier dirección, ajustando las medidas de los componentes que se encuentran al interior.

Winmaker 10

El software para cálculos y aberturas de aluminio Winmaker 10 permite el diseño de frentes, realizar planos de las topologías, optimizar los cortes de perfiles y vidrios, realizar ordenes de producción y elaborar presupuestos de una manera rápida. Además, controla el stock de los perfiles, vidrios y accesorios, así como la lista de precios. Una opción muy conveniente es la posibilidad de realizar la conversión de presupuestos entre las distintas marcas existentes en el mercado; de esa forma, se pueden obtener varias cotizaciones de un mismo producto.

Desarrollado y comercializado por la empresa Lepton, este programa se actualiza cada 2 años e incluye mejoras sugeridas por los usuarios. Se encuentra optimizado para trabajar en Windows 10 y sus especificaciones mínimas son 3Gb de espacio libre en el disco, Micro Procesador Intel Dual Core o superior o AMD Athlon II o superior, placa de video 1Gb de memoria RAM. Es compatible también con W7 y W8.

En este video se puede ver algunas especificaciones del programa:

Las herramientas informáticas y las tecnologías de la información cada vez son más necesarias en la industria del aluminio y las empresas se dan cuenta de ello al adquirir softwares especializados y demandar servicios de consultoría IT para sus organizaciones. Estos tres programas han sido desarrollados por empresas locales y tienen datos actualizados de las marcas y modelos con las que trabajan las empresas de aluminio en Argentina; conoce sus propuestas y da el salto hacia la tecnología.